Efectos de la pocisión de la cabeza y cuello sobre el comportamiento y confort del caballo

Este trabajo científico muestra como a través del lenguaje corporal del caballo es posible inferir cuando está cómodo y cuando no lo está. Tal como lo hicimos con el Dr. Fernando Vila en 2012 en la investiigación "Uso de frenos en caballos criollos de alta performance y su incidencia en el bienestar animal". 

 

Les dejo el trabajo:

 

Efectos de la pocisión de la cabeza y cuello sobre el comportamiento y confort del caballo

 

La pregunta sobre la posición de la cabeza del caballo, y si ésta lo hace más o menos cómodo, ha recibido mucha atención e investigación; pero, ¿alguien le ha preguntado al caballo? Eso es lo que intentaron hacer un grupo de científicos alemanes de la equitación.

 

Al estudiar el lenguaje corporal del caballo en diferentes posiciones del cuello y la cabeza, los investigadores fueron capaces de leer el nivel de comodidad del caballo. Éstos parecería que dijeran que las posiciones detrás de la vertical les resultaban muy incomodas, según Kathrin Kienapfel, Msc, investigadora en Ruhr University en Bochum, Alemania. Ella presentó su estudio en la International Society for Equitation Science 2012.

 

Kienapfel y sus colegas observaron el comportamiento de 85 caballos en diversas posiciones de cuello y cabeza, con la nariz frente a la vertical, en la vertical y detrás de la vertical

 

El equipo evaluó 25 de los caballos parados con bozal y cabresto mientras los cuidadores colocaban sus cabezas en 7 posiciones diferentes:

 

 

Relaxed, "normal";

 

Head-down-to-the-ground feeding; Cabeza al suelo - Comiendo

 

Stretched forward; Estirada

 

"Gathered" Con la cabeza en alto y hacia atrás pero delante de la vertical

 

"Tucked" Cabeza en alto y en línea con la vertical

"High" cabeza en alto y estirada

 

"Low, deep, and round" Cabeza abajo y detrás de la vertical

 

 

Kienapfel, afirmo que los caballos estaban acostumbrados a las distintas posiciones usadas para el estudio, y que normal y feeding fueron usadas como posiciones de control.

 

El equipo evaluó los restantes 60 caballos en una competencia en la cual sus jinetes no estaban conscientes que estaban siendo evaluados. 30 de los caballos eran montados en frente de la vertical y los otros 30 detrás.

 

Los investigadores buscaron señales de incomodidad en el lenguaje corporal de los caballos, incluyendo abertura de la boca y comportamiento oral anormal como sacar la lengua para afuera, las orejas, sacudidas de cabeza y cola, renegar de las riendas y apretar las mandíbulas.

 

 

A través de las 5 diferentes posiciones en los caballos con bozal y cabestro, cerca de la mitad de los casos de incomodidad se dieron con la cabeza baja y detrás de la vertical. Por otro lado más de un tercio se dio con la cabeza en alto  y en línea con la vertical. Por último alrededor de un 11% de incomodidad se dio con la cabeza en alto y hacia atrás pero delante de la vertical.

 

Sin embargo, el panorama de los caballos montados es bastante diferente y más obvio. Cerca de un 90% de incomodidad se observo en los caballos montados detrás de la vertical.

 

 

Otra clara diferencia es en la intensidad de dicha incomodidad entre los caballos parados y los montados. Por ejemplo, los 30 caballos montados detrás de la vertical mostraron 225 instancias de incomodidad con sacudones de la cola en el periodo de observación (en contraste con las 20 veces que los 30 caballos montados delante de la vertical sacudieron la cola). Sin embargo en los 25 caballos parados solo se observo 1 vez dicho comportamiento y fue con un caballo con la cabeza en alto y en línea con la vertical.

 

"Estamos conscientes de que no es solamente la posición de la cabeza y el cuello que define como se siente el caballo," dijo Kienapfel. "Pero si nos da un factor estadísticamente medible para eso." 

 

Traducción: Ronan Cahill

Corrección y Adaptado: Dr. Andrés Rusiñol


Contacto: Lucía Lucas Almeida - Móvil: (+598) 98 184 543 - caballosyafines@gmail.com